Una dieta suave o blanda es un régimen alimenticio que destaca una serie de alimentos que pueden comerse y otros que deben evitarse a fin de mejorar ciertos síntomas propios de algunas enfermedades como ERGE, úlceras pépticas, gastritis, etc.

Básicamente, consiste en ingerir alimentos ‘suaves’ en contraposición a ‘pesados’ que no sobrecargan el estómago o cualquiera de los órganos del sistema digestivo (boca, esófago, estómago, intestinos) a fin de no generar malestares en la digestión.

¿Para Qué se usa la Dieta Blanda?

La dieta suave, también conocida con el nombre de dieta blanda, se emplea también para problemas relacionados con la masticación o tras realizar una cirugía dental. En este caso se conoce como dieta blanda por disfagia. Cuando lo que se busca es evitar malestares digestivos se la conoce como dieta blanda astringente.

Es importante remarcar que la dieta suave no es una dieta utilizada para perder peso, sino que es una dieta que puede emplearse con éxito para aliviar el malestar generado a partir de úlceras, vómitos, acidez gástrica, náuseas, gases, diarreas y otros síntomas vinculados con el sistema digestivo, pero también cuando existen problemas relacionados con infecciones o en el período postquirúrgico de cirugías de intestinos, estómago o esófago.

alimentos prohibidos en la gastritis
No todas las especias deben evitarse, sólo aquellas que representan un inconveniente para digerirse o alteran la digestión.

ADVERTENCIA: Siempre conviene consultar a un especialista antes de realizar cambios en la alimentación. (más…)