La menta es un aromatizante natural que nos acompaña que además de brindar una fragancia exquisita se utiliza para aliviar naturalmente algunos problemas gastrointestinales como el Síndrome del Intestino Irritable y otros problemas de orden respiratorio como las congestiones nasales.

También se dice que la menta podría ser un remedio casero ideal para deshacerse del reflujo gástrico. Aunque esta idea está bastante arraigada en la cultura popular, en realidad no es tan cierta como se cree. Veamos por qué.

A pesar de su amplia difusión como té digestivo y que posee características benefactoras, el consumo de té de menta no siempre es la mejor opción.

menta causa reflujo acido

Es muy común que antiácidos, infusiones que se toman luego de las comidas y una buena cantidad de otros productos tengan sabor y aroma a menta. Pero lo cierto es que a pesar de esto, no es la mejor opción para tratar problemas de acidez estomacal, ni mucho menos un problema más complejo como la enfermedad por reflujo gastroesofágico.